ULTIMAS NOTICIAS

La PLata, Argentina: Salvar el patrimonio por decreto

La Plata es la capital de la provincia de Buenos Aires, en Argentina. Tiene 600.000 habitantes y es la sede de numerosas universidades. Lo particular de La Plata -entre otras cosas- es su diseño urbano. Fue planificada en 1882: un hermoso (y racionalista) sistema de cuadrículas y diagonales, con plazas cada intervalos regulares.
La cuestión es que en 1995 La Plata se presentó a la UNESCO para ser declarada Patrimonio de la Humanidad. Parece que la característica de haber sido planificada antes de su fundación dió resultado. La Plata es la única ciudad del continente americano que fue "planificada" en el siglo XIX: Washington es el siglo XVIII y Brasilia del XX. La UNESCO afirmó que para ser declarada Patrimonio de la Humanidad la ciudad no se podía degradar, no se podía llenar de torres... Que el patrimonio debe estar acompañado de un entorno adecuado.Aquí hay que hacer un pequeño apartado. En Argentina se está viviendo un boom inmobiliario y de la construcción (en el primer semestre de 2006 subió un 21,2%). En Buenos Aires se están construyendo torres en numerosos barrios de casa bajas, rompiendo con la lógica y la estética del barrio. En La Plata estaba sucediendo lo mismo...Desde el 2000 se está avanzando en La Plata. Se aprobó un nuevo código urbano que reducía la altura de los nuevos edificios a construir en el casco histórico a 10 pisos. Y se comenzó una campaña de "limpieza visual" en las calles más comerciales de la ciudad, regulando los carteles de las tiendas a través de un nuevo sistema de cartelería que se adosa a los frentes de los comercios.Pero hace poco llegó lo mejor: el alcalde aprobó por decreto una catalogación de 2000 edificios de interés especial. En el Catálogo hay diversas categorías (Monumentales, Arquitectónicos, Catelares y Ambientales).... De esos 2000 edificios sólo hay 450 que sea imposible (o casi imposible) demoler. El 75% restante, casi todos edificios privados, son susceptibles de demolición, pero bajo permiso especial y estudiando que el nuevo proyecto no altere el aspecto de la calle. Otra cosa: al catálogo hay que sumarle otros 15000 edificios "con carácter", esto es, con límites a lo que se le puede hacer.Y para que los propietarios no dejen degradar los edificios, se está creando un sistema de créditos blandos...Un ejemplo de que la conservación racional de la ciudad es sólo cuestión de voluntad política...Un brindis por La Plata!