ULTIMAS NOTICIAS

La Plata festejó a toda música su nuevo aniversario

El anuncio de Víctor Heredia, Emmanuel Horvilleur y la emblemática banda Virus convocó a un público heterogéneo. Para muchos fue un viaje a la juventud de los ‘80, con todo lo que eso implica. Las familias dijeron presente y los adolescentes también, aunque algunos se volvieron.

Padres y madres dispuestos a recordar los gloriosos ochenta, adolescentes onda flogger que parecían desentonar con las letras que sonaban desde el escenario y familias acostumbradas a cantar presente en los acontecimientos populares. Ellos y muchos más conformaron ayer el heterogéneo y numeroso público que se acercó a plaza Moreno para disfrutar de los festejos centrales por el 126º aniversario de La Plata.

Mejor aún. Tanta es la popularidad que han ganado los recitales que hubo quienes llegaron desde ciudades cercanas.

Como lo manda la tradición, los más jóvenes -e inquietos- se fueron acomodando cerquita del escenario por el que -después de las bandas locales- se esperaba por Emmanuel Horvilleur,  Alejandro Lerner, Hilda Lizarazu, Patricia Sosa, Lito Vitale, los platenses de la emblemática Virus y Víctor Heredia.

Las familias, en cambio, se ubicaron algo más lejos. No para tener una vista panorámica de lo que acontecía en el corazón geográfico de la ciudad, sino para sentarse sobre el césped y disfrutar de la música.

“Gran festival de música popular”. Así se llamó el encuentro que tuvo la virtud de juntar a Horvilleur, con la banda que nació en la localidad platense de City Bell y que lideró el recordado Federico Moura. Sin duda, fue más valorado por los mayores que por los adolescentes, muchos de los cuales emprendieron la retirada antes de tiempo.

El frío espantó a otros más y fue por eso que se pudieron observar algunos huecos, pero sin dudas el público fue numeroso.

Encima, aquellos que intentaron ingresar por 53 se encontraron con los cercos y con un policía bastante descortés que sacó literalmente a empujones a un hombre que intentó pasar con sus hijos. La verdad, una verguenza.

“Lo único que hizo bien este intendente es mantener la tradición de los festivales gratuitos”, dijo Mariano, un vecino del parque Saavedra que recordó la necesidad de reparar la casilla de madera en la que el ingeniero Pedro Benoit trazó los planos de la ciudad.

Hubo promesas
Varias horas antes del recital, el intendente Pablo Bruera encabezó los actos oficiales y prometió “superar los problemas que tenemos, básicamente el de la infraestructura, falta de agua, cloacas y servicio de transporte”.

Dijo que “hay conciencia a nivel nacional y provincial de que la ciudad necesita el aporte de sus gobiernos para terminar con las obras”, y agregó que “estamos comprometidos a recuperar la República de los Niños”.