ULTIMAS NOTICIAS

Avanza el enrejado en los edificios públicos

Terminaron el cerco perimetral del Departamento Judicial La Plata, de 7 entre 56 y 57 . (en la foto las rejas originales de la construcción del edificio Año 1884) La tendencia de devolver las rejas perimetrales a los edificios públicos de la Ciudad, con los objetivos de preservar el patrimonio arquitectónico y dotarlos de mayor seguridad, sumó ayer oficialmente un nuevo ejemplo con la inauguración del cerco perimetral en la histórica construcción de 7 entre 56 y 57 que hoy aloja al Ministerio Público del Departamento Judicial La Plata.Parte de la manzana que ocupa el ex edificio de la dirección de Vialidad bonaerense -puntualmente, la cuadra de 8 entre 56 y 57- había sido cercada nueve años atrás; la actual reconstrucción se encaró sobre la avenida 7, incluyendo un "lavado de cara" a veredas y jardines. Según se señaló, se siguieron patrones vinculados a los criterios aplicados en la época fundacional de la Ciudad."Se tomó como modelo el primer enrejado que tuvo el inmueble, a partir de una foto muy antigua, y se lo adecuó a los tiempos modernos" explicó Guillermo Raggio, subdirector del departamento de Arquitectura e Infraestructura de la Procuración General y responsable del proyecto. El especialista agregó que "hay planes para mejorar la fachada y el estado del parque. Por ejemplo, en ese lugar queremos adaptar las fuentes según el diseño que tiene el edificio. Pero para todo eso, es necesario que la Provincia asigne los fondos".Con las rejas, el edificio que es Monumento Histórico Provincial ya que desde allí Pedro Benoit dirigió decenas de construcciones fundacionales, recupera una fisonomía perdida hace más de medio siglo.En sus orígenes, el cerco consistía en una pared de un metro y medio de alto, sobre la que se montaban rejas negras de otros tres metros y medio. Actualmente, con menor altura, puede observarse un portón central y dos puertas laterales. "Todas las tareas se financiaron con fondos de la Procuración General y ahora se va a trabajar en la refacción de los baños y en la climatización del edificio", dijo Raggio.OTROS CASOSLa Casa de Gobierno bonaerense había dejado de tener rejas perimetrales en la década de 1940. Sesenta años después, y con el objetivo declarado de "preservar el patrimonio" del palacio de 6 entre 52 y 53, se reinstaló un vallado de tres metros de altura.Frente al Liceo de diagonal 77 entre 4 y 5 también se colocaron rejas. En este caso, fueron fabricadas en el taller de herrería del penal de Olmos por el Servicio Penitenciario. Precisamente la sede del organismo correccional bonaerense, en 6 entre 34 y 35, es otra de las que sumó un cerco. Según se señaló de manera oficial, se trató de una cuestión "puramente decorativa, motivada por razones estéticas"; de todos modos, el enrejado protege un jardín en el que se exhiben elementos históricos y alusivos al papel de la entidad.En 1 entre 48 y 50, el parque frontal del Colegio Nacional de la UNLP podría volver a verse en el mediano plazo como lo hizo alguna vez porque las autoridades del establecimiento prevén cercarlo. El director Gustavo Oliva informó que ya se presentó una solicitud para incluir ese ítem en el marco del proceso de restauración y puesta en valor del histórico edificio.El Colegio Nacional tuvo rejas entre los años 1912 y 1965, ahora se planea colocar una reja de 2,30 metros de alto en todo el perímetro del parque que da a la avenida 1. Según el proyecto de la UNLP la reja llevará una guarda de ornamentos iguales a los originarios. Embellecimiento y protección del predio, fueron los fundamentos de la iniciativa.Un proyecto similar estudia la conducción del Policlínico San Martín: se instalarían 500 metros lineales de rejas en todo el perímetro del centro asistencial de 1 entre 70 y 71.